“Reseteando” las ideas

Haisai!

Hoy me desperté con las baterías bajas, con las ganar de tirar todo por la ventana y empezar nuevamente porque tengo la sensación que la situación ya no da para más, algo asíc omo cuando se cuelga el ordenador y no nos queda otra que presionar el botón de “power” para apagarlo y vuelva a encenderse.

Lo malo es que si realizamos ese procedimiento, quizás no podamos recuperar los archivos que no habíamos guardado en el disco duro, quizás lo mismo pasaría con nuestras vidas si en un momento determinado decidimos cerrar el libro sin haberlo terminado de leer y buscar otro para empezar a leerlo.

Miro por la ventana de mi apartamento y me percato que un grupo de trabajadores está realizando trabajos de cambio de tuberías de agua, los observo con atención y sigo pacientemente cada una de sus acciones. Todos trabajan coordinadamente, hay uno que se encarga de desviar el tránsito, otro con el pequeño tractor cava las zanjas y otros dos recojen el asfalto para depositarlo en la tolva de un camión mientras que otros esperan para realizar el retiro de la tubería antigua para reemplazarla por la nueva.

Una sola persona no podría realizar el trabajo. Todos trabajan en equipo. Cada quien sabe cuál es su misión y son conscientes que la responsabilidad es de todos para cumplir con el objetivo.

Entonces dirijo la mirada hacia la pantalla del ordenador, y me pregunto en silencio. ¿Vale la pena resetear las ideas sin tomar en cuenta las consecuencias que puede tener en los demás?

Mata yashi!

.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: