OYASUMINASAI: ¿Y vuestros hijos?

Escribe: Rvdo Padre Luis Martínez Dueñas (*)

No ha sido mi propósito iniciar estos mensajes dirigirlos específicamente a los niños-niñas, y hoy me vino la curiosidad de si alguno de sus hijos los estarán leyendo.

Por un lado me inclino a pensar que sí, que como les gusta tanto eso que ellos llaman “chateo”, pues a lo mejor les vienen las ganas de leer lo que dice un cura aunque no le conozcan personalmente. Pero por otro lado, sé que los escolares están tan ocupados con sus tareas que no les quedará mucho tiempo libre para otras cosas.

Estoy tratando de imaginarme cómo pasarán el día sus hijos en edad escolar… Levantarse temprano con sólo un ojo abierto, porque el otro sigue medio dormido; desayunar rápido con papá que va al trabajo, meter el o-bento en la mochila y tratar de no llegar tarde al colegio. Es posible que en el béisbol hicieran un home-run, o metieran un gol en el fútbol. Y en la noche, de vuelta al estudio de los “malditos kanji”, que según San Francisco Javier que también los tuvo que aprender pero con casi 40 años, los había inventado el demonio.

Las hijas tienen un rol diferente en la casa… La vuestra habrá que ayudar a mamá a preparar el refrigerio del mediodía, y por eso le supo tan rico en el cole. Durante la clase de tareas manuales se acordó de que está muy cerca el cumpleaños de la abuelita y le ha preparado una sorpresa que aún la tiene en secreto. Y a última hora, otra vez con las tareas del cole y los “malditos” kanjis que ya le van gustando porque los aprende con un método que alguien le enseñó. Yo conozco ese método y otro día se los voy a explicar porque a mí me resultó muy bueno, a pesar de que empecé a estudiar los kanjis cuando ya tenía la cabeza un poco dura con mis 23 años.

Bueno chicos-chicas, conocidos y por conocer; que esta semana tengan un lindo día en el colegio y en su casa. Saludos para las abuelitas que tanto les engríen y que Dios les bendiga a todos.

(*) Español, nacido en la ciudad de Burgos. En 1953 llegó al Japón donde se recibió de sacerdote 7 años después. Entre los años 1965 y 2000 se desempeño como vicario de la colectividad peruano japonesa en el país sudamericano. En el 2001 retornó a Japón para brindar atención espiritual a los dekasegi. Desde abril del 2004 hasta marzo del 2007 cuando se produjo su muerte, ofrecía una reflexión humana sobre la vida, los sucesos diarios y los actores que la protagonizamos, a través de la columna OYASUMINASAI en el portal “Japón en Español”.  Falleció el miércoles 7 de marzo del 2007 a consecuencia de un ataque cardíaco.

© 2009 BLOG DEL PETA

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: