DESDE EL CALLAO: Club de Caminantes AELU celebra el Día de la Madre

Escribe: César Tsuneshige Fukuda (*)

Una actividad que se viene realizando cada año, es la celebración del Día de la Madre, combinando la caminata dominical, paseo de integración y la propia celebración, que con el tiempo será tradición.

En esta oportunidad nos dirigimos al distrito de Pachacamac, pero visitando otros lugares pintorescos, gracias a la coordinación que efectuó el señor Julio Kuwae, quien lideró este paseo.

Desde el CCPJ, en  dos buses y un couster, permitió que caminantes y algunos familiares incluyendo algunos niños en número de 117 pasajeros, abordasen la movilidad, para dirigirnos al distrito considerado el “Valle Sagrado de Lima”.

Aunque en esta oportunidad no visitamos el Santuario que representa el emplazamiento arqueológico más importante de la capital, por la visita anterior efectuada.

Llegando a la Plaza de Armas, todos los pasajeros descendieron para dirigirnos al centro de la plaza cercano a la glorieta, donde aguardaban  las  tres guías, encargadas de conducir a los 3 grupos en el mismo itinerario.

Se observó la hermosa glorieta que tiene la particularidad de trasmitir cual eco, el habla de cualquier persona que se ubica en el centro.

De allí observamos el Templo del Santísimo Salvador que data del siglo XVI, y nos refieren que en su interior conservan retablos coloniales, considerando los lugareños como la mejor en esta parte sur de la capital.

Nuestro grupo se dirigió presto al Museo del Pisco “ Maximo Loriena” y en su interior pudimos encontrarnos con verdaderas reliquias como el tótem de madera, los  enormes tinajones que antiguamente transportaban aceite y servían de contrapeso  en el barco.

Esculturas diversas, como cuadros y artificios de metal para la elaboración del vino, especie de trapiche para exprimir la uva , alambiques y una muy especial para la obtención del pisco.

Inmensos barriles o toneles para el almacenaje y maduración del vino. Así mismo pudimos catar  el pisco macerado, de fácil y agradable gustación, pero trepador como usualmente lo decimos.

Este museo que mantiene el municipio como parte de su patrimonio cultural, tiene también un restaurante de potajes típicos como el chicharrón, camarón, cuy entre otros.

Vuelta a la plaza, todos los buses nos dirigimos hacia el campo, observando unos la Piedra del amor, que  se encuentra en la ladera del Cerro Pan de Azúcar, donde algunos ascendieron y fueron cautivados por la colosal escultura natural.

Continuamos hacia el Manantial de la Juventud, explicándonos la guía, la bondad de esa agua cristalina que nace en el subsuelo y que tiene efectos rejuvenecedores.

También observamos establo de vacas lecheras de raza Holstein, gran productora del elemento lácteo, que la derivan hacia la empresa  comercializadora Gloria.

Posteriormente visitamos una campiña de frutales, viendo in situ árboles del  guayabo, pacae, membrillo, manzanos, paltos, lúcuma, guanábana y chirimoya, que muchos por decir todos, compraron por su precio y frescura.

Después de ese recorrido, finalmente nos dirigimos al Restaurante Los Rosales, donde nos presentaron tres potajes previamente contratados, el arroz con pato, pescado frito y el cabrito con frijoles, con una entrada general, la causa limeña y como bebida chicha morada, la cual fue precedido por un trago para el brindis.

Por cortesía del salón de Belleza Billin, se sorteó vales para corte de cabello y manicure, para las damas. Nuestro agradecimiento a Fernando Nakasone.

Los Rosales, amenizan los almuerzos dominicales y en días festivos, con un conjunto musical, donde muchos de los asistentes pudieron danzar con la alegría y contento de siempre.

Nuestro agradecimiento a Isabel de Suzuki  a Julia, Olga, Carmen…. y al coordinador, Julio Kuwae. Así mismo a los conductores de los vehículos por su paciencia y atención:  Gracias Juan.

Hasta la próxima.

(*) Ex-Presidente de la Asociación Peruano Japonesa (APJ). Ex presidente de la Asociación Estadio La Unión. Fue condecorado por el Gobierno del Japón por su labor en beneficio de la integración entre Perú y Japón. Desde julio del 2005 es columnista de “Japón en Español” y desde septiembre del 2008 del “Blog del PETA”

© 2008 BLOG DEL PETA

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: