LA ESPADA Y LA PLUMA: De Embajador a Angel de la Guarda

Escribe: Ricardo Mitsuya Higa (*)

Anteayer me encontré con el conspicuo dirigente de nuestra colectividad LUIS SAKODA SHINYASHIKI, después de felicitarlo por la condecoración de Primavera Heisei 21, que otorga el Gobierno del Japón a los japoneses y sus descendientes en ultramar, que contribuyeron con su aporte al desarrollo del país y a estrechar los lazos de amistad entre el Perú y Japón.

En  especial, por haber contribuido como Director en la Comisión Celebratoria del 90 Aniversario, y después en la del Centenario de la Inmigración Japonesa a Perú; en la que ambos festejos tuvieron extraordinario éxito. Así como también, por haber ejercido el cargo de Secretario General de la Comisión de Construcción de la Clínica Centenario.

Luis Sakoda, no sólo contribuyó en la relación de amistad entre los nikkei peruanos y el Japón; sino también, en la relación de los nikkei de América y la tierra de sus ancestros, ya que fue fundador de la Asociación Panamericana Nikkei, primero como presidente de la Filial Perú y luego como titular de la entidad matriz.

Conversando con Lucho Sakoda, hemos recordado que el recientemente desaparecido ex Embajador HIROSHI NAGASAKI, tenía una visión muy amplia sobre la comunidad nikkei de Ultramar, él confiaba mucho que los nikkei eran depositario de los valores y la cultura del Japón.

Y que los nikkei podrían convertirse, en el futuro, en la reserva espiritual de esta herencia ancestral. Ahora que nos damos cuenta, la Asociación Panamericana Nikkei nació cuando él era Embajador del Japón en el Perú, por eso lo siguió silenciosamente como a un nieto.

Por eso también HIROSHI NAGASAKI se hizo presente en casi todas las Convención Panamericana Nikkei, que se realizaban en diversos países cada dos años, Sakoda recordó que cuando asistió en 1989 en la COPANI de Los Ángeles, conjuntamente con LUIS HIRATA y MANUEL NAKACHI, nuestro Embajador HIROSHI NAGASAKI, al tener conocimiento de la difícil situación que se vivía en Latinoamérica, comunicó que el Japón requería 1’000,000 de mano de obra y que los nikkei tendrían preferencia. Así nació justo el fenómeno de los Dekasegi.

Esta noticia fue transmitida a las cooperativas de nuestra colectividad: Abaco, Pacifico y AELU. En estas circunstancias, el titular de la AELUCOOP; EDUARDO OKA tuvo la visión de que se juntasen las tres cooperativas con el nombre de Convenio Kyodai, para prestar servicios a los Dekasegi en sus remesas al Perú.

Pero conseguir un local para establecer una oficina en el Japón de un nivel económico tan alto, era una tarea casi imposible, aun más, desconociendo el idioma y las leyes del Japón. Es allí cuando nuevamente, nuestro Embajador NAGASAKI, convertido ya, en nuestro “Ángel de la Guarda”, ayudó a buscar las oficinas, no sólo eso, se arriesgó a ser garante de la transacción. Tal era el cariño y la confianza que le tenía a los nikkei peruanos. Felizmente no lo defraudamos.

También Lucho Sakoda nos hizo recordar, que cuando FUJIMORI fue elegido Presidente de la República del Perú; al tener conocimiento que la Asociación Peruano Japonesa APJ, había formado la Comisión de Emergencia Social para ayudar a los Asentamientos Humanos que padecían la terrible hiperinflación que generó el primer gobierno de Alan García; el, nuestro Embajador HIROSHI NAGASAKI, sin que se lo pidan, organizó una colecta en el Japón, llegando a recolectar US$ 120,000.00, cuyo importe mediante un cheque se lo entregó a Augusto Ikemiyashiro que lo hizo llegar a la APJ. Así es cómo NAGASAKI sentía al Perú, su patria de adopción.

Nunca lo confesó, pues no es diplomático hacerlo, pero estoy seguro, que cuando ALBERTO FUJIMORI, un nikkei de Ultramar, fue elegido Presidente de la República del Perú. Debió sentirse inmensamente feliz; con ello justificaba su confianza en los nikkei, en especial, en los nikkei peruanos, en los que puso todo su cariño. Me temo también, que se haya ido con la pena de la injusta condena que se le ha aplicado a Fujimori. El también ha sido testigo del extraordinario gobierno realizado por Fujimori.

A nuestro Embajador HIROSHI NAGASAKI, lo vamos a extrañar mucho.

Ahora ¿Quién nos defenderá?… …      

 Antes que me olvide, quiero reiterar mi felicitación a Lucho por su condecoración en el grado de Kiokujitsu Sooko Shio.       

¡ ¡ LUIS  SAKODA  OMEDETO ! !

P.D.  A todas las madres de nuestra colectividad, que tengan un FELIZ DIA. Y de forma especial, para mi hija NOYURI que me ha regalado un inigualable nieto con su hijo NICO.

(*) Peruano. Es uno de los periodistas más antiguos de la colectividad nikkei del Perú. Durante quince años ejerció el cargo de Director de Redacción Castellana del Diario Perú Shimpo. Aficionado por la tauromaquia, se graduó como Matador de Toros en España teniendo como padrino al Legendario Palomo Linares. Desde abril del 2007 es columnista de “Japón en Español” y “El Blog del PETA”..

© 2009 BLOG DEL PETA

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: