Hoy se celebra el Kenpou Kinenbi en todo el archipiélago japonés

Haisai!
 
Quizás algunos hispanohablantes residen en el archipiélago nipón se habrán preguntado porqué hoy domingo los buses llevan en su parte delantera dos banderas japonesas o porqué en los almanaques se precisa que es feriado nacional. Pues hoy se celebra el 62vo aniversario de la creación de la Constitución (憲法記念日).
 
La actual Constitución incluye para muchos el polémico artículo 9 que precisa que Japón renuncia incondicionalmente a la guerra, hecho que ha generado diferentes corrientes de opinión que plantean su modificación argumentando que su elaboración se realizó bajo el control norteamericano una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, que dejó en los nipones los nefastos recuerdos de Hiroshima y Nagasaki.
 
Evocando un poco la historia, recordemos que el 4 de octubre de 1945 el general norteamericano Douglas MacArthur se “reunió” con el ministro nipón Konoe Fuminaro a quien le “aconsejó” la necesidad de revisar la Constitución Meiji para adecuarla a los conceptos del liberalismo que practicaba los Estados Unidos.
 
También planteó la necesidad de otorgar el derecho al sufragio a las mujeres y garantizar los derechos laborales de los trabajadores.
 
Se dice que el Emperador Hirohito dio el visto bueno para la modificación pese a la oposición del entonces primer ministro Shidehara Kijuro, quien calificó a Konoe Fuminaro de infraterno por no haber respetado su autoridad y saltar los conductos regulares en la administración pública.
 
Firme en su posición y tratando de limar asperezas, el general MacArthur se reunió con Shidehara a quien le formuló la misma “recomendación” precisando que “no tenía la intención de generar presión” al mismo tiempo que destacaba que “el cambio de la Constitución beneficiaría enormemente al Japón“.
 
Entre los “argumentos” de MacArthur se encontraban que tanto la Unión Soviética como Australia tenían temor por el sistema imperial japonés. La posición de Shidehara era mantener el sistema monárquico nipón donde se establecía que el Emperador era el símbolo del estado japonés.
 
Luego de varias reuniones, un 3 de mayo de 1947 vio la luz la nueva Constitución japonesa.
 
EL DATO
Aunque muchos no quieran admitirlo, la elaboración de la actual Constitución japonesa se realizó durante la ocupación norteamericana luego de la Segunda Guerra Mundial.

 

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: