LA ESPADA Y LA PLUMA: Minato Gakuen VI

Escribe: Ricardo Mitsuya Higa (*)

No sé qué pasó con los integrantes de MINATO GAKUEN, a pesar de que nos profesábamos autentico cariño fraterno, muy pocos se casaron entre ellos. O tal vez por eso, como quien dice, entre hermanos no se deben casar. Allí empezó el distanciamiento.

No sucedió como en el grupo de SAKURA GAKUEN, que muchas parejas se casaron entre ellos, por lo cual, el Club SAKURA es uno de los más sólidos porque después de todo, sus integrantes ya son FAMILIAS de verdad.

Este no casarse entre ellos, generó la disgregación y el distanciamiento entre los integrantes de MINATO. Este hecho, fue una traba, para mantener el mismo sentimiento de hermandad, porque el estar casados con otras personas que no conocen esos antecedentes y son ajenos a ese sentimiento de hermandad, porque el mostrar un cariño intimo, puede  ser mal interpretado por la pareja de nuestros “hermanas” o “hermanos”.

Así que, prácticamente había que disimular u ocultar ese cariño. Este es, según varios me lo han comentado, una de esas pequeñas tristezas, de no poder mostrar que seguimos queriendo a aquella persona que dentro de nuestro corazón sigue siendo nuestra “hermana” o “hermano”.

Ese sentimiento de hermandad entre nosotros era realmente peculiar. Los mayores nos preocupábamos cuando teníamos muchas “hermanas”, por ejemplo sucedía con la familia Tokashiki – Tokumura, una retahíla de ocho mujeres seguidas.

Pensábamos cómo haríamos para conseguirles novios para ellas, era una preocupación. Cuando algún chico foráneo se interesaba por alguna de nuestras “hermanas”, lo tratábamos bien, para que no se ahuyentara, al contrario, hasta le hacían “el bajo” cuando nos parecía un muchacho correcto.

Esa familiaridad, a veces, se extendía hasta en los padres. Por ejemplo cuando regresé de España, Tokashiki Obasan me pidió que conversara como Nisan con su hija Mery, que por estar en una edad rebelde era muy conflictiva, y ella ni Ollisan tenía suficiente conocimiento del castellano para comunicarse. Fui y visité a Mery, lo que pasaba es que, pese a sus 15 años de adolescente pensaba como una mujercita de 22 años, como es la juventud moderna, por eso existía ese desfase en la comunicación. Le regalé algunos libros acorde con su manera de pensar. Luego Mery se fue a España y le perdí el rastro.

El año pasado, en el campo de AOP me encontré sorpresivamente con las hermanas Tokashiki que viven en los Estados Unidos, Sadako y Misao que habían venido para un matrimonio, Sadako con la mayor naturalidad del mundo me dice: “Visita a Mery que está convaleciente de una operación, ella se va alegrar mucho”. Y como sé que Mery tiene pocos amigos nikkei, la fui a visitar, pero nos hemos encontrado 30 años después. Y nuestros afectos siguen siendo los mismos. De vez en cuando la visito y tenemos largas e interesantes charlas.

Otro tanto me sucedió cuando fui a la misa rememorando el mes del fallecimiento de la Sra. Guibu, madre del R.P Alfonso Guibu; allí me encontré con Hiroko y Takashi que son los hermanos mayores del sacerdote, pero que yo no sabía, con ellos me he encontrado creo que después de 40 años, sin embargo, el trato y el cariño se mantienen inalterable.

Creo que a esto le podremos llamar SÍNDROME MINATO. Es una especie de invencible sentimiento de nostalgia. El único que podía paliar de alguna manera, esta ausencia espiritual, era nuestro hermano AUGUSTO MINORU MIYAGUI, conocedor profundo de este sentimiento y gran convocador, que nos reunía de vez en cuando, pero desde que se fue definitivamente, hacia la región transparente, no hay quien nos convoque, pudo ser Shiguekazu Hamamoto, pero se encuentra delicado de salud.

Creo que voy a tener que hacerlo yo. Hace unos días, de casualidad en el Cementerio Campo Fe, me encontré con la tumba de SHIMABUKURO SEITOKU Sensei, que está enterrado en la Plataforma San Hilarión 13- HI2- 05, esta es su dirección quien falleció el 1ro de Setiembre de 1982.

Como sabemos SHIMABUKURO SEITOKU Sensei fue el creador de MINATO GAKUEN, quien conjuntamente con el profesor MÁXIMO BACA LEÓN fundaron el COLEGIO PEDRO RUÍZ GALLO en el Callao.

Buscando una fecha, tal vez podría ser precisamente, el 1ro de Setiembre, fecha en que falleció Don SHIMABUKURO SEITOKU Sensei, y que éste año concide con el día UNKE del OBON Okinawense. Para ese día podríamos organizar la GRAN ROMERÍA DE MINATO, visitando las tumbas de SHIMABUKURO SEITOKU Sensei, la del Director MÁXIMO BACA LEÓN, la de los profesores JUAN RAMOS, UCHIMA Sensei, Gabe Sensei; JUAN NAKAMURA Sensei. Luego tener un almuerzo de camaradería en el Restaurante que se encuentra dentro de la Fortaleza   del Real Felipe, que todos conocemos sólo  por fuera. (CONTINUARA)

(*) Peruano. Es uno de los periodistas más antiguos de la colectividad nikkei del Perú. Durante quince años ejerció el cargo de Director de Redacción Castellana del Diario Perú Shimpo. Aficionado por la tauromaquia, se graduó como Matador de Toros en España teniendo como padrino al Legendario Palomo Linares. Desde abril del 2007 es columnista de “Japón en Español” y “El Blog del PETA”..

© 2009 BLOG DEL PETA

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: